Telconsur Lab / Noticias

Telconsur apoya “Mechoneo Social” de la Universidad Adolfo Ibáñez de Viña del Mar.

Más de 600 voluntarios participaron de la 13ª versión del tradicional Mechoneo Social que se realizó en la Escuela Patricio Lynch, ubicada en el sector de Miraflores Alto.

Entre ellos, alumnos extranjeros que llegaron este año de intercambio, los nuevos estudiantes y los representantes estudiantiles (Centros de Alumnos y FEUAI Viña), quienes estuvieron a cargo de la organización de esta actividad, en un trabajo conjunto con la Dirección de Asuntos Estudiantiles y la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar.

Durante la jornada de trabajo los estudiantes realizaron diversas labores que buscaron mejorar las condiciones del entorno de esta Escuela, que alberga a 120 alumnos desde pre-kinder a octavo básico, con el auspicio de Telconsur.

“Los mechones están súper entusiasmados con esta actividad. Las acciones que hemos realizado son principalmente desmalezar en la zona de estacionamientos y patios, pintar y lijar las salas, rehacer la cancha, reparar y pintar los juegos, pintar y rearmar las barandas. Además, realizamos distintas dinámicas con las niñas y niños que ya entraron a clases. Queremos continuar con este trabajo durante todo el año, ya que nuestra universidad se destaca por ese espíritu social”, explicó Tamara Reyes, presidenta de la Federación de Estudiantes (FEUAI Viña).

Hasta el lugar llegó el vicerrector del Campus Viña del Mar, Claudio Osorio, para agradecer la participación de los estudiantes y felicitar a los representantes estudiantiles por la iniciativa y compromiso. “Los quiero felicitar por todo el trabajo que han realizado. Son varios años que llevamos haciendo esta actividad y cuando la concebimos nuestra intención era justamente cambiar esa mala percepción que se tenía del mechoneo y dar un vuelco a eso. Buscar de qué forma podíamos conectar a estos nuevos estudiantes universitarios con otras realidades y con la comunidad que los va a albergar durante su periodo de estudio”, expresó.

Por su parte, la directora de la Escuela Patricio Lynch, Patricia Castillo, destacó la iniciativa y agradeció a los estudiantes por la labor realizada: “Nosotros estamos muy agradecidos por este trabajo, lo necesitábamos porque esta es una Escuela vulnerable que acoge a los niños del sector de Miraflores Alto, pero también es una Escuela antigua que tiene más de 90 años en el sector y la mantención de esta ha sido difícil a través de los años. Hay sectores que no se habían intervenido desde hace muchos años y hoy día los alumnos de la UAI nos están apoyando con eso, que influye directamente en las necesidades de nuestros alumnos y su aprendizaje. Este trabajo nos ayuda a establecer vínculos, que esperamos se puedan mantener en el tiempo”, afirmó.